Cierre de heridas

Quill2La técnica que siempre se tiene que usar dentro de un procedimiento quirúrgico es el cierre. Esta técnica se ha ido revolucionando con el tiempo y con los nuevos materiales de cierre de heridas que cada vez hacen más fácil la tediosa labor de suturar; además de ser más amigables con el cuerpo humano dejando cicatrices menos visibles y más estéticas.

Hoy en día existen novedosos sistemas de cierre que eliminan el tedioso trabajo de la sutura, haciendo más eficiente la aproximación de tejidos blandos, eliminando pasos importantes como los nudos, y teniendo mayor seguridad en el cierre que con las técnicas tradicionales. Estas técnicas tradicionales de sutura requieren el hacer nudos con la sutura para fijar el cierre, produciendo isquemia en los tejidos próximos en la mayoría de los casos.

Degasa, preocupada por la salud de los pacientes y buscando facilitar el trabajo de los médicos especialistas; introduce a su catalogo una sutura con la cual, en comparación a los nudos individuales de las suturas tradicionales, se permite una distribución uniforme sobre los tejidos blandos cuando hay aproximación; distribuyendo así la tensión de la sutura sobre toda la herida. Es por esto que la sutura barbada es menos traumática para los tejidos; además de que al no necesitar hacer nudos, el procedimiento de cierre es más rápido, no hay necesidad de una tercera mano, se requiere menos material de sutura que con los métodos tradicionales.

El uso de estos nuevos dispositivos está contemplando todo tipo de cirugías, incluyendo varios procedimientos en intervenciones de cirugía plástica, cierres de incisiones en cirugía general, ginecología, urología y ortopedia.

El producto que Degasa introduce a su catálogo es un sistema de autorretención sin nudos para heridas quirúrgicas con pequeñas barbas en su superficie; las cuales están dispuestas en direcciones opuestas en ambos lados de un segmento central sin barbas. Para facilitar la inserción del dispositivo y su paso entre los tejidos, se tiene una aguja en ambos extremos. La sutura se introduce en los tejidos hasta que las barbas opuestas se enganchan, es ahí cuando las barbas penetran el tejido circundante a la herida y sujetan la sutura en su sitio permitiendo una distribución uniforme de la tensión de la sutura sobre el tejido.

Para conocer más a fondo sobre los diferentes tipos de sutura barbada con los que contamos, los puedes encontrar en el área de productos.

Los comentarios están cerrados.