Clasificación de heridas

PantherMedia 2733928De acuerdo con la Real Academia Española, herida se define como “perforación o desgarramiento en algún lugar de un cuerpo vivo”, sin embargo, este concepto, en el área médica, requiere de una explicación de mayor profundidad. Dependiendo del nivel de gravedad, puede o no requerir atención médica, por lo que ponemos a tu alcance este artículo que te ayudará a saber cómo reaccionar ante diferentes situaciones de accidente. Las heridas se clasifican en leves, graves y especiales; las heridas leves son aquellos daños leves que se dan en las capas superiores de la piel, no son graves,  no generan hemorragia y no afectan a los órganos vitales. Por lo anterior, no se requiere de atención médica, aunque sí se necesita tener algunos cuidados para lograr una curación adecuada y evitar mayores complicaciones, para ello, es necesario conocer algunas normas básicas de higiene. Los requerimientos para una herida de este tipo, son los siguientes:

  1. Material de curación previamente desinfectado o esterilizado: guantes, gasas, apósitos adhesivos, cinta adhesiva y, en caso de ser necesario, vendas.
  2. Las manos de la persona que realice la curación deberán desinfectarse con sumo cuidado para evitar contaminar el material de curación.
  3. El primer paso es limpiar la herida con abundante agua y jabón, comenzando del centro y continuando hacia las partes exteriores.
  4. Para la desinfección, es recomendable el uso moderado de agua oxigenada, pues en caso de exceso, el contenido de peróxido de oxígeno puede dañar algunos tejidos. Posteriormente, para las áreas periféricas, se puede utilizar yodo en espuma; es importante utilizar una gasa diferente para cada procedimiento.
  5. Si el sangrado no es significativo, se debe dejar la herida al aire; en caso contrario, es pertinente utilizar una gasa estéril y hacer presión leve con un vendaje.
  6. Se recomienda, en caso de no tenerla, aplicar la vacuna contra Tétanos.
  7. En caso de que la herida implique una hemorragia o separación de bordes, es necesario acudir a una curación especializada para suturar.

Se considera herida grave o mayor se denomina de esa forma cuando las capas profundas de la piel o algún órgano vital se han afectado, generalmente, están acompañadas de una hemorragia abundante y es posible que exista la presencia de algún agente extraño como fragmentos metálicos o  productos derivados del accidente. La forma más adecuada de tratar estas heridas, es la siguiente:

  1. Mantener la calma y ayudar a la víctima a tranquilizarse.
  2. Realizar un diagnóstico de la gravedad de la lesión, en caso de que sea crítica, es necesario llamar a una ambulancia o solicitar atención médica especializada.
  3. Controlar la hemorragia para evitar un shock y cubrir con un apósito estéril para trasladar a la víctima a un hospital o clínica.
  4. No extraer los cuerpos extraños bajo ningún motivo, obtén ayuda de profesionales.

Las heridas especiales siempre requerirán del traslado urgente del paciente a un hospital.

Los comentarios están cerrados.